J'ARRIVÉ...!

UN PUNTO Y APARTE.

Sinopsis

J’arrive…! en francés, quiere decir ya voy, ya llego, ya estoy llegando. 
Hace más de 10 años que estoy corriendo.
En J’arrive…! hay mucho de todo lo que hemos dicho a lo largo de estos 10 años, pero dicho desde hoy.

J’arrive…! es un punto y aparte, el final de un ciclo, pero no un punto final porqué nunca se llega. Se trata de seguir corriendo.

 

¿Tienen alma las mujeres?,
¿Tienen alma los indios?,
¿Tienen alma los animales?
Siempre esta discusión cuando la pregunta, para mi, sería:
¿Quién tiene alma y quién no la tiene?

Marta Carrasco tiene, la Carrasco tiene alma. Yo creo en el alma. El cuerpo es, sin duda, una expresión del alma. Como la cara también lo es.

Alma, cuerpo, corazón, rotura, vida, ojos tristes, ternura, burla, lucha, entrega ,risa, soledad. En 10 años… J’arrive…!
Carme Portaceli

Ficha Artística

Creación: Marta Carrasco
Dirección: Marta Carrasco, Carme Portaceli
Intérprete: Marta Carrasco, Adrián Devant, Carme González, Xavi Sáez, Cristina Sirvent
Escenografía: Lluís Danés
Ayudante de dirección: Tays Sampablo
Iluminación: Quico Gutiérrez
Montaje musical: José Antonio Gutiérrez

Prensa

En tiempo de exámenes, notas y fines de curso, Marta Carrasco termina con su última producción, J’arrive…!, su stage de dos años de residencia en el Teatre Nacional, obteniendo una de las mejores calificaciones. Así lo avalan, sobre todo, la respuesta cómplice de un público a quién ya no importa si la Carrasco baila o hace teatro; lo que le importa es lo que le cuenta y cómo se lo cuenta. Su cabaret visual, a veces enigmático, destripado o enternecedor, y todo al mismo tiempo, pero siempre fascinante, con su puesta en escena apabullante se repitió en J’arrive…!

Rosli Ayuso

Periodista, El Mundo, 29/06/2006

La obra es un intenso recorrido por la obra coreográfica de Marta Carrasco. Este viaje está marcado por la obsesión y la seducción, dos elementos que la autora utiliza con inteligencia. J’arrive…! cautiva desde el principio. Las intervenciones de la bailarina y coreógrafa, casi siempre en solitario, son de un gran impacto. Desde que encarno a Camille Claudel en Blanc d’Ombra, su gesto y su mirada están marcados por este personaje. A esta imagen pasional se suma su belleza y sensualidad, que en este espectáculo exprime al máximo.

Carmen del Val

Periodista, El País, 01/07/2006

Ponte en contacto

5 + 6 =

Share This